Cosmópolis

Hay algo in-ins-ta-gra-me-a-ble en el callejón de los huesos rotos que me espera al llegar a casa. Tal vez las esquirlas de cristal y cerveza floreciendo de madrugada. Puede que el viento inmaterial como el aliento de carterista haciendo acupuntura en las esquinas de tu espalda. O quizás el chico sin rostro de la mandolina y la niña del bandoneón …

Untitled I

  Why didn’t I tell “I am a seer and I’ve always been I’ve seen myself sky cold I’ve seen the dust floating in a dark light haze landing on bubblegum pink lips paler and paler, hour after hour I’ve SEEN the silence – smells like dried flowers I’ve seen all this all this and nothing else” ? Why did …

(Diálogos IV – 1948)

Traducción (libre): Querido Iván, Te has marchado demasiado pronto. Dime, ¿qué es lo que te incomoda? En mi jardín, las flores no parecen las mismas. Vuelve cuando puedas. Por favor. Eso es todo, cuídate y buena suerte, Alexandra Portnova PS. No te rías de mi mal ruso o enviaré a alguien para matarte mientras duermes.  

Á.

Sorrowful – words never to be read in the right corner in the left mood at the same time. . I try hard not to hate you are tiny glass splinters on nearly every face. . I try hard not to love. . While breaking your concrete ankles sharp and square eye contact with strangers and tell them they’re all …

A Purple Jukebox: Sylvia Plath – The Munich Mannequins

Iniciamos A Purple Jukebox, un humilde ciclo de poetas y escritoras releídas (=revividas). ¡Si quieres colaborar leyendo o aportando ideas para la siguiente entrada, danos un silbidito!   Hoy, Crossthevoid lee The Munich Mannequins, de Sylvia Plath Perfection is terrible, it cannot have children. Cold as snow breath, it tamps the womb Where the yew trees blow like hydras, The …

Cristina Pedroche, etiqueta sexual, show business y uvas sin pelar

No me gusta hacer críticas señalando con un índice inquisidor, así que no lo voy a hacer. El poner un nombre propio es para situarnos, pero en absoluto es un insulto a ninguna persona concreta. Dejo la lapidación para quien esté libre de pecado nadie.   Un año más me entero del revuelo del vestido de Nochevieja. Dos días después y …

Diálogos III

– ¿Vas a contármelo? … >> Es una historia triste. – ¿Hay alguna que no sea triste? Ruido de sábanas. >> Weber daba seminarios en la Universität, era casi lo único que se sabía de él. Muchos alumnos se cogían el turno de tarde sólamente para poder escucharle a él, y otros tantos del turno de mañana acudían de oyentes sentándose en …