Crónica – El golpe

Comprime a todos tus demonios en un revólver y aún quedará un hueco en el cargador. El precio por venderse es valor al cambio de 30 monedas de plata: 10,56 en euros, sin incluir intereses ni gastos de gestión.

How ill must you look

to gather this crowd around?

Lo cierto es que nunca me había visto desde tan pocos ángulos.

Mientras estaba en el limbo un sicario tubular me cercenó la tráquea desde dentro. Si me queréis, lo encontraréis tarde o temprano, para que no vuelva a hacer daño a ningún otro ser indefenso y miorrelajado nunca más.

Lamento no poder dar más datos.

Lamento estar aquí, pero sobre todo, que tú estés allí.

Lamento, luego, existo.

El hilo plateado del que hablaba aquel señor tan raro se trenza desde mi ombligo como un alambre de espino. Algo se niega a abandonar al caballo herido en invierno, disparando de fogueo a ritmo sinusal.

[Ahora, TOSE].

Sigo viva.

¡Los comentarios son bienvenidos!