Crónicas de Interraíl – Preparativos

Missed me?

Hay 3 ó 4 cosas reseñables que ocurren en estas latitudes cuando una cumple 26 años. Una de ellas (puede que no la más importante) es que todas las tarifas de y descuentos de persona “joven” desaparecen de un plumazo. Y el DLC de la vida adulta es para echarse a temblar.

Tantos años diciendo que este verano SÍ, ibas a coger la mochila, a buscar albergue y a recorrerte media europa de estación en estación. Porque te gustan los trenes, y a los trenes le gustas tú. Y como siempre, dejándolo todo para el último minuto, como buena procrastinadora con una relación sado-maso con las fechas de entrega vitales.

 

Crossie, dear. Es que no tienes remedio.

 

Pues hecho. Mientras a interrail.eu  le sigan cuadrando las cuentas y te considere una jovenzuela de 25 añitos (por días), hay que ponerse en movimiento.

Haz una lista enorme de cosas que hacer a contrarreloj:

  • Pilla pases para dos personas.
  • Cuadra el mes de trabajo para escaparte 10 días sin tener que morir a la vuelta.
  • Desespérate en Airbnb (porque claro, ya te ves mayorcita para tirar de albergue toda la semana).
  • Reserva y cancela. Vuelve a reservar.
  • Desoxida tu inglés de andar por casa.
  • Saca tus libros de alemán y ni siquiera los abras antes de salir.
  • Haz una lista de cosas útiles y guárdala en Google Drive.
  • Haz un presupuesto ideal de narices.
  • Revisa si necesitas adaptadores de enchufes.
  • Abre la maleta y mete dos vestidos calentitos, por si acaso.
  • Compra un par de termos monísimos para el té de la mañana que SPOILER vas a perder.
  • Guarda tu DNI y pasaporte en casa y revisa obsesivamente que sigue ahí cada 3 horas.
  • Pásate Tripadvisor en modo difícil.
  • Ponte nerviosa.
  • Sonríe.
  • No duermas.

Y una vez hecho todo… nos vamos.

 

¡Los comentarios son bienvenidos!