Crónicas Post-Otomanas: Estambul (2)

Porque una no es suficiente para abarcar, ni para olisquear siquiera.

Entré en Topkapi siguiendo a mi gemela desaparecida. Ella se quedó a hacer fotos el diamante tallado más grande del mundo y una daga con esmeraldas como ojos de cocodrilo, pero yo, yo seguí andando y me senté a escuchar a alguien que cantaba junto a las reliquias del Profeta (una huella del pie, uno de sus trajes) veinticuatro horas al día. Cuando se agotaba, alguien lo sustituía.

Creo que estoy mezclando los días. ¿Cuándo subimos a la mezquita de Eyup?  ¿Y a cuánto estaba el kilo de carnero sacrificado? Todos esperan su muerte, dóciles y blancos (yo también soy Aries, ¿puedo llevarme uno vivo o van matarme igualmente?). Deben de tener una visión privilegiada antes de morir orientados a la Meca, mirando la línea del bósforo por encima del cementerio: lápidas de hombres con turbantes, lápidas de mujeres con flores, todas mezcladas y en fila… sí. Pero en la iglesia de Chora, en el juicio final el ataúd de Eva es más profundo. Dime si no te da ganas de subirte por las paredes y arañar los frescos.

 Estambul iglesia de Chora adán Eva Turquía. Istanbul Chora Church Turkey

El Gran Bazar cubierto estaba casi vacío. Si me alejo y mantengo contacto visual breve con los chicos sentados en las puerta me hablan en inglés. No, thank you. No quiero bolsos, cinturones, anillos, pulseras, pañuelos, ni vajilla para la suegra. Me gusta más por fuera, donde papá se pelea lira turca arriba o abajo por un Lacoste de pega.

Hace calor, y cada calleja vomita gente en oleadas que bulle, danza y vocifera.

Un derviche solitario da vueltas y vueltas, con los ojos fijos en algún punto muy lejos del sol que se pone, de los platos de la cena intactos sobre las mesas del café, lejos de los vasos de agua hasta el borde, lejos de la música, lejos de nosotros, lejos de mí, justo aquí abajo. Pero el sol se esconde, alguien canta desde el minarete, y vuelve a convertirse en humano. Todos comen como si no hubiera mañana. Incluso yo.

 Derviche bailando Estambul Turquía. Dervish dancing Istanbul Turkey

¡Los comentarios son bienvenidos!