Hay un mosquito en mi lámpara

De tanto golpear la luz

la luz se ha abierto

y le ha dado paso.

Para cuando llegue al poso

de insectos muertos,

resecos, marchitos y sin jugos,

cáscaras de sus congéneres

calcinadas bajo mis hipnóticos

e impasibles cien watios

en el fondo del plafón

será demasiado tarde.

Recordará que entró, sí,

pero no cómo.

(SÉ que os debo medio viaje aún, pero no hoy. Hoy estoy muy ocupada en casa, mirando al techo).

lámpara mosquito poema cross the void

One Comment

¡Los comentarios son bienvenidos!