Antología de Microrrelatos sobre Realismo Mágico: El legado de Gabo

Hey ho!

El legado de Gabo

Los compañeros de Ediciones Ojos Verdes han lanzado en ebook y en papel la Antología del IV Concurso de Microrrelatos en homenaje a G. García Márquez. Casi 200 microrrelatos entre los cuales hay uno de servidora. Para quien quiera adquirirlo, dejo el enlace justo aquí.

Y abajo, mi microrrelato:

Cosecha del 36

Desde que tengo memoria, la cena de Navidad en casa siempre ha sido una olla enorme de patatas, rábanos y zanahorias cocidas sin una pizca de aceite ni sal. Un año le pregunté a mi abuela mientras removía el agua hirviendo con una cuchara de madera, y sólo dijo:

—La noche en que vinieron a buscar a tu abuelo, las judías y las tomateras salieron corriendo del huerto y las encontramos por la mañana al lado de la tapia del cementerio. El níspero  se cayó rodando del susto por la cuesta del ‘royo seco, así, sin hojas y con la corteza blanca como la pared. Hasta las olivas se salieron de la tierra para acercarse a la iglesia; el tío Anselmo estuvo un mes atando las raíces con picas para mantenerlas en fila, y aun así se escaparon casi todas. Ninguna dio una sola aceituna, ni creció un solo garbanzo ni media lenteja hasta el otoño siguiente —los ojos de mi abuela se empañaron por el vapor y parpadeó varias veces. Señaló con un dedo arrugado a la olla burbujeante—. Si no llega a ser por esto, no hubiéramos pasado el invierno y tú no estarías aquí. Mientras yo esté en este mundo no va a haber Navidad en la que se coma otra cosa.

Sacudió la arena de la última patata y añadió con voz ronca:

—Gracias al Señor que los disparos del fusil no se oyen bajo tierra.

 

 

 

Grazie y muy buenos días,

CTV.

¡Los comentarios son bienvenidos!