“Normalmente no soy tan dramas, es que me pillas en un día tonto”

Creo que he perdido el original (me prometí no hacerlo). Me acaba de venir a la cabeza aunque de esto hace ya algún tiempo. Estaba sentada sobre mi propia laringe en un 6, yendo de Reina Mercedes al Alamillo, intentando no hacer ruido, y alguien me soltó esto doblado en cuatro:

Ticket bus no llores, todo puede solucionarse, sonríe. Cross The Void.

A los de mi calaña habría que extirparnos las glándulas lacrimales al nacer (y dejar que se nos astillen las córneas, a ver si aprendemos lo que es el dolor de una puñetera vez). O vetarnos el acceso al transporte público. No nos merecemos ni la amabilidad de un extraño.

One Comment

¡Los comentarios son bienvenidos!