pOeT – TrY

El chacal clava los colmillos
en las páginas
como si supiera que son mi carne.

¿Qué otra cosa puedo hacer?

Cauterizar la herida
con palabras prestadas,

y que aún así
todavía sangre.

¡Los comentarios son bienvenidos!