A Purple Jukebox: Gloria Fuertes – Yo en un monte de olivos

Yo, en un monte de olivos
Como un volcán dormido de mentira
-parezco al parecer tan descansada-.
Un ocio agotador que así me enciende,
Brotan de mi costado las palabras.
Sudo tinta y tengo sed, sed tengo,
Mucha sed de manos enlazadas.
Por la punta del monte de mis senos
Por la punta del lápiz va la lava.
Va balada a tus pies o bien protesta,
En una piedra al sol, arrodillada
Y la pasión del hombre se me representa:
Veo celdas con rejas, hospitales sin camas,
Sabios con atómicas, analfabetos con ayuda de cámara,
Viudas con marido, casos sin casa,
Niños crueles, perras apedreadas,
La traición de un amigo, la destrucción de un alma.
¡No puedo más!… Me levanto y dicen:
-Ahí va Gloria la vaga.
-Ahí va la loca de los versos, dicen,
la que nunca hace nada.

Mi primer acercamiento a la poesía, antes de que siquiera se me pasara por la cabeza que las rimas debía haber sido escritas por alguien con nombre y cara, fue de las manos de Gloria Fuertes.

Sólo muchos años después descubrí sus poemas para adultos, y para mi sorpresa, no hace falta cambiar demasiado la forma ni el fondo. Los temas “de mayores”, los hospitales sin cama, las traiciones del amigo o los casos sin casa… son serios, sí, pero no necesitan de palabras graves. Sus versos siguen siendo palabras tal y como las recuerdo: de una sencillez fluida, caleidoscópica, cálida. Como la luz de las vidrieras de colores, en pleno mayo. Para que digan que no hacía nada.

Gloria fuertes purple jukebox poemas

Gloria Fuertes

1917-1998

¡Los comentarios son bienvenidos!