Guisantes verdes rugosos

El otro día surgió el recurrente y simpático tema de conversación “a qué nacionalidad norte o centroeuropea corresponde mi cara”. De Irlanda a Finlandia, bordeando los Alpes por abajo, puede salir cualquier cosa. Yo me río, aunque el chiste lo pillo a medias. No sé qué porras de especial tiene mi configuración facial para que la ubiquen en esas latitudes …