Supernova

No hay promesa que valga ni en la idea más legítima, cincelada en platino y diamante con las palabras más certeras. (Pero quién quiere inmortalidad, si hoy puedo ser luz, y la luz QUEMA). Prefiero acabar tras el punto y final, como acaban las estrellas: En silencio, espectaculares y solas, desgarrando hasta el último de sus átomos sólo para brillar …

Metamorphosis 1962

Sólo los dioses saben cuánto me he reído y qué poquísimo he dormido para acabar este monstruito aberrante y anacrónico. Aunque tiene tiempo y está sin pulir, lo dejo aquí para quien quiera conocer la historia de Gary, el hombre cucaracha. http://www.mediafire.com/view/cg6sn2m1s1ayws3/Crossthevoid_-_Metamorphosis_1962.pdf

El día del veterano

No hay flores en la sala de los mutilados fuera del acto de servicio. Pero aún hay presupuesto para hacer tintinear una próstata en cristal de Bohemia, macerar una ciruela y esperar al ángel albino con su toque de gracia plastificada (algodón y látex, seda y vinilo). No sé si son mis dedos de espía germana vendida a los Aliados …

Amenta (Parte II)

Entrada ya la noche al borde del desierto, Harakhty bajó del cielo y decidió hacer un alto. Había caminado en silencio hasta mucho después del ocaso, bajo el resguardo de la vegetación. Pero ahora todo lo que tenían por delante era una zona baldía, sin luna, en la que ni siquiera como halcón era capaz de ver más allá de …

Amenta (Parte I)

(Este texto es un reto, para tocar el género “fantástico” después de tantos años, con unas determinadas pautas. No me hago responsable de lo que haya podido salir). —Una vez más. Y separa esos pies. El aire se astilló con el ruido de la madera seca. Bajo las hojas del sicomoro, una espada roma hizo un amago de estocada baja. …

Llueve en Glasgow

Llueve en Glasgow. En las calles extinguidas, los faroles que osan desafiar la niebla abren un angosto camino para los caballos pardos (reforjando sus herraduras sobre los adoquines desgastados), para los pardos jinetes y sus sombreros altos, para los truenos del látigo con prisa por llegar a un lugar más hospitalario. Llueve en Glasgow, y los locales decentes hace mucho …

3:47 a.m.

(Re-ciclando trabajos). 2:18 a.m. y llaman a la puerta. Alguien ha dejado tirada en el mármol muñeca de trapo sin dedos en las manos (un souvenir de los sesenta). Hecha jirones por muy pocas agujas en demasiadas venas y arterias, vaciada de entrañas y alma, rellena con arena del jardín zen donde sus nueve gatos rebozan las palomas muertas. “Vade …