Galeno’s Kindergarten

Prometí sentarme a hacer cuentas contigo, cuando fuera lo bastante mayor como para dejarme de excusas, pero no lo suficiente como para ponerme cínica con motivos. Podemos hablar de mi nudo, del mismo nudo de siempre, clásicamente ubicado entre ESTAS entrañas huecas de aquí y ESA maraña de huesos acá. Puedo señalarlo a punta de dedo (no es mucho, pero …