Qué pasa con Dylan (o “Cómo ganar un Nobel sin montar un drama”)

Barullo, nostalgia pocha, manos a la cabeza, coñas-codazo-codazo, comparaciones graciosas, comparaciones odiosas y profecías sobre una nueva y renovada era de Acuario por la cara. Esto es lo que amanece un día más en el universo paralelo donde Bob Dylan gana un Nobel de literatura. Es insufrible. Podríamos hablar largo y tendido sobre la importancia práctica de los Nobel en …