Cristina Pedroche, etiqueta sexual, show business y uvas sin pelar

No me gusta hacer críticas señalando con un índice inquisidor, así que no lo voy a hacer. El poner un nombre propio es para situarnos, pero en absoluto es un insulto a ninguna persona concreta. Dejo la lapidación para quien esté libre de pecado nadie.   Un año más me entero del revuelo del vestido de Nochevieja. Dos días después y …