Supernova

No hay promesa que valga ni en la idea más legítima, cincelada en platino y diamante con las palabras más certeras. (Pero quién quiere inmortalidad, si hoy puedo ser luz, y la luz QUEMA). Prefiero acabar tras el punto y final, como acaban las estrellas: En silencio, espectaculares y solas, desgarrando hasta el último de sus átomos sólo para brillar …

Hay un mosquito en mi lámpara

De tanto golpear la luz la luz se ha abierto y le ha dado paso. Para cuando llegue al poso de insectos muertos, resecos, marchitos y sin jugos, cáscaras de sus congéneres calcinadas bajo mis hipnóticos e impasibles cien watios en el fondo del plafón será demasiado tarde. Recordará que entró, sí, pero no cómo. (SÉ que os debo medio …

Crónicas Post-Otomanas: Intermezzo

“Nuestras ventanas se abren el ángulo justo para dejar entrar la sal saturada de aire y cordero ahumado en  gasolina con plomo. A nuestros huéspedes suele bastarle. Pero, si así lo desea, puede seguir nuestra ruta alternativa: ahórrese las colas, evádase de las multitudes y CORRA hacia el Este (no tiene pérdida). Hasta que la última luz sea el cuarto …

El día del veterano

No hay flores en la sala de los mutilados fuera del acto de servicio. Pero aún hay presupuesto para hacer tintinear una próstata en cristal de Bohemia, macerar una ciruela y esperar al ángel albino con su toque de gracia plastificada (algodón y látex, seda y vinilo). No sé si son mis dedos de espía germana vendida a los Aliados …

Liebes Leben:

Entiendo que me odies. Que no me soportes, que quieras abandonarme a la primera de cambio. Que si me sonríes, sea solo para que luego me duela más el golpe. Hija de puta. Estoy harta de jugarme el cuello para tenerte siempre cerca. Mi preferida. La injusta, la voluble. La que sale con su buen perfil en las fotos de …